#
Leyendo...
Emprendimiento

GESTIÓN DE PROYECTOS ¿ÁGIL O PREDICTIVA?

Hace unos meses escribí un post donde hablaba de la gestión predictiva de proyectos frente a la ágil y su devenir histórico y terminaba preguntando si esta última venía a sustituir a la primera y si la gestión ágil se podía aplicar a cualquier desarrollo de producto. Como prometí entonces, en este post contesto a estas cuestiones.

Empiezo por decir, que la gestión ágil de proyectos NO viene a sustituir a la gestión predictiva. No la va a hacer desaparecer del mapa. Y si esto va a ser así, significa, que esta última seguirá siendo útil para determinados proyectos. Lo que contesta también a la segunda cuestión, dejando claro, que la gestión ágil no se puede aplicar al desarrollo de todos los productos, ya que hay circunstancias que recomiendan usar la predictiva. Por tanto, la cuestión entonces es: ¿Cuándo usaremos la metodología ágil y cuándo la predictiva?

¿CUÁL USAR?

Para responder esta cuestión me valdré de una excelente documentación que el site de formación scrummanager recoge en relación a este tema y que considero que responde muy bien a esta cuestión.

Ágil vs Predictivo

El que usemos una u otra metodología dependerá de:

1.       Las características del proyecto.

Para valorar estas características habremos de fijarnos en los elementos que aparecen más abajo.

  • Prioridad del negocio.

Aquí nos estamos centrando en el objetivo del proyecto y dónde ponemos el acento, si en el cumplimiento de lo planificado o en la obtención del mayor valor posible. Son dos opciones excluyentes, de modo que deberemos decantarnos por una u otra. Si nos decantamos por lo primero, nuestra mejor opción es la metodología predictiva, mientras que si nuestra elección es la segunda deberemos optar por la ágil.

  • Estabilidad de requisitos.

¿Conocemos lo que demanda nuestro target y los requisitos que debe tener el producto para atender esta necesidad? ¿A lo largo del desarrollo del producto/servicio cambiarán estas especificaciones? Si la respuesta es afirmativa, difícilmente cumpliremos el objetivo que persigue la metodología predictiva, así que la ágil es nuestra mejor opción.

  • Rigidez del producto.

¿Es fácil hacer modificaciones en el producto? Si no es así, como ocurre en la construcción de un edificio o una carretera difícilmente podremos aplicar la metodología ágil. En estos casos además, coincide, que los requisitos suelen ser estables y por tanto, es idónea para la predictiva.

  • Coste de prototipado.

Los prototipos permiten a los equipos de trabajo y usuarios interactuar con el producto antes de obtener una versión definitiva, lo que permite descubrir mejoras o deficiencias que pueden ser incorporadas o corregidas. Sin embargo, el beneficio (valor) que nos aporta debe ser puesto en relación al coste que supone la construcción del mismo, de modo que si en esta relación el coste es mayor que el valor optaremos por la predictiva.

  • Criticidad del sistema.

Cuando hablamos de criticidad nos referimos a la mayor o menor gravedad del  impacto por un fallo, su degradación o el incumplimiento de los requisitos u objetivos del sistema. ¿Afectaría a la seguridad de las personas, al medioambiente, etc.? Cuanto más grave sea el impacto más necesario será una metodología que garantice el cumplimiento de lo planificado.

  • Tamaño del sistema.

Las metodologías ágiles necesitan de una comunicación e interacción directa de los integrantes de su equipo, por lo que se adecua más a equipos pequeños con proximidad geográfica.

¿Qué serían equipos pequeños? La experiencia que he tenido en la dirección de equipos para la optimización de procesos empresariales me indica que no deberían superar la cifra de 8 integrantes. Superarla suele ocasionar problemas de gobernabilidad.

Dejo un link a la Cockburn Scale (en Inglés) donde se relaciona el número de personas que participan, con la criticidad y la optimización como referente para elegir la metodología más adecuada atendiendo a estos parámetros, que complementa lo dicho aquí.

Al requisito de la interacción y comunicación directa yo le pondría un pero. En la era que estamos viviendo, donde abundan las herramientas tecnológicas que facilitan la comunicación y la colaboración online, la distancia física no debería suponer una traba para aplicar la metodología ágil, salvo que el equipo carezca de las habilidades necesarias para usarlas. En caso contrario se debería poder usar esta metodología por equipos dispersos geográficamente. De este modo podremos acceder al mejor talento sin importar su ubicación geográfica en vez de tener que optar al mejor talento próximo o que podamos aproximar geográficamente.

El siguiente link a un post que habla del tema y aporta recomendaciones muy buenas, titulado: “Equipos dispersos: teletrabajo en un entorno ágil”, amplía esta información.

2.       Las características de la organización.

Al igual que con la estructura, consideramos una serie de elementos que aparecen más abajo, que valoramos para elegir la metodología adecuada.

  • Nivel profesional.

Las personas son uno de los elementos que las organizaciones usan para ejecutar sus proyectos y cada metodología de desarrollo exige que estas reunan un determinado grado de profesionalidad.

La predictiva se centra en el cumplimiento de un plan, lo que le otorga mayor importancia a la calidad de los procesos y menor al grado profesional de los trabajadores. Por tanto, es posible que los trabajadores sean Junior.

Sin embargo, la ágil que pone el énfasis en el valor del producto y se basa en el talento y experiencia de las personas y no tanto en la calidad de los procesos, exige que los trabajadores sean seniors.

  • Cultura organizativa.

La metodología predictiva necesita de la ejecución sistemática y controlada de los procesos para conseguir el cumplimiento de lo planificado. Esta atmósfera restrictiva choca frontalmente con la flexibilidad y el ambiente creativo necesarios para obtener los mejores frutos del talento del equipo de trabajo, necesarios en la metodología ágil.

  • Modelo de desarrollo.

Como ya hemos avanzado, los entornos basados en procesos son propios para la metodología predictiva que busca el cumplimiento de un plan.

Mientras que los que se basan en las personas encajan con las metodologías ágiles.

Además de tener en cuenta estas características a la hora de elegir una metodología u otra debemos cuidar que la CULTURA EMPRESARIAL y la ESTRUCTURA ORGANIZATIVA estén alineadas con la metodología elegida, de lo contrario no lograremos los efectos deseados. Así por ejemplo, una cultura empresarial donde prime el control y la rigidez organizativa impedirá que una metodología ágil dé sus frutos al coartar la creatividad que necesita.

Si has llegado hasta aquí, muchas gracias y espero que el tiempo invertido haya merecido la pena. Siéntete libre de comentar cualquier cosa que enriquezca el tema y sirva de ayuda a otros. Aquí lo valoramos mucho.

Si te ha gustado tanto como para compartirlo y que otros se beneficien, ¡adelante! Es la mejor recompensa que nos puedes dar.

En cualquier caso, muchas gracias y esperamos volver a verte pronto por aquí. ¡Únete al klan! Un saludo

Acerca de jmmerlo

Artesano del conocimiento, tejiendo un mundo mejor de modo colaborativo. #Emprendedor| #Marketiniano| #SocialMediaStrategist y explorador de imposibles.

Comentarios

8 comentarios en “GESTIÓN DE PROYECTOS ¿ÁGIL O PREDICTIVA?

  1. Buenas,

    Alguna otra vez hemos debatido sobre metodologías… no coincidiendo del todo🙂

    En esta ocasión lo que has escrito me ha gustado y me parece que coincido en tus apreciaciones… salvo en la del equipo de trabajo. No creo que el tipo de metodología pueda/deba influir en los perfiles de los miembros del equipo. En ambos casos necesitaras gente senior y junior.

    Identificas gente senior con talento, lo cual no es siempre cierto, no poca gente de escasa experiencia tiene un talento muy superior a gente que lleva mucho tiempo trabajando y tiene puestos de responsabilidad.

    Finalmente creo que si el sistema es crítico como planteas no puedes dejarlo en manos de gente sin talento y junior.

    En resumen, que no creo que quepa una diferenciación del perfil en función de la metodología y las organizaciones.

    Muchas gracias por el post,
    Un abrazo

    Publicado por Fernando Sáenz de Tejada | 31 de enero de 2013, 11:20 PM
    • Fernando, te agradezco tu comentario y que me des la oportunidad de poder matizar la cuestión relacionada con el talento y la metodología de trabajo, que quizás no he transmitido con claridad. Llevas razón cuando dices que Senior no necesariamente es igual a persona “talentosa”, sino que más bien se correspondería con persona “experimentada”. Del mismo modo te tengo que dar la razón en que los equipos de trabajo pueden estar compuestos por trabajadores junior y senior y que además, quizás esto sea lo más habitual.

      Dicho esto, voy a tratar de explicarme mejor. Imagínate que tratamos de llegar del punto “A” al punto “B” y tenemos dos formas de hacerlo: En tren (metodología predictiva) o en coche (ágil).

      La primera opción tiene predefinida la ruta que debe de seguir (la vía) y la calidad del viaje dependerá de la calidad del trazado de la vía. Al maquinista se le exigirá cierta profesionalidad, pero su capacidad de maniobrar estará limitada, ya que no podrá salirse de la vía (no es recomendable :-)).

      En la opción del coche sin embargo no existe una única vía predefinida, su libertad de movimiento es mayor, así como el número de elecciones que el conductor tendrá que hacer frente a los múltiples imprevistos que normalmente surgen durante el viaje. En ocasiones, incluso, tendrá que dar marcha atrás porque la calle no tiene salida o hay un atasco.

      En ambos casos tener al frente del tren o del coche un individuo con talento es útil, pero en el segundo caso se nota más y el resultado que se alcance estará más ligado al talento de este que en el supuesto del tren. Esto mismo se puede aplicar a la “experiencia”. En la metodología ágil es preferible que quien la aplique tenga ya cierta experiencia.

      Por supuesto, es admisible que el equipo pueda estar compuesto por trabajadores junior y seniors, pero si priman estos últimos (con experiencia aplicando este tipo de metodología), probablemente, se notará más en el resultado.

      Espero haber arrojado algo más de luz y nuevamente muchas gracias.

      Publicado por jmmerlo | 3 de febrero de 2013, 5:02 PM
      • Me ha parecido muy muy buena tu analogía y clarifica las ideas hasta el punto de casi hacerme darte la razón🙂

        Tras tu respuesta creo que entonces la discrepancia es una cuestión de nombres, me encajaría totalmente si entendemos:

        – Junior: Sin necesariamente mucha experiencia en la metodología de desarrollo que se va a usar.
        – Senior: Con experiencia en la aplicación de la metodología de desarrollo que se va a usar.

        En ambos casos no quiere decir que no tengan experiencia en otros muchos campos como la gestión de equipos, la relación con proveedores y clientes, la negociación, etc. que son necesarias para la correcta ejecución de cualquier proyecto.

        Quizá también sea un problema de semántica: el término junior tiene para mi algunas connotaciones peyorativas que no son aplicables en este caso.

        Gracias por la aclaración
        Fernando

        Publicado por Fernando Sáenz de Tejada | 5 de febrero de 2013, 11:58 AM
      • Hola, Fernando

        Como bien dices, nuestro desacuerdo era meramente conceptual respecto a la dualidad “Junior/Senior”. En ocasiones pensamos que nuestros lectores manejan el mismo significado que nosotros para determinados conceptos y no los aclaramos lo suficiente. Otras veces se debe a nuestro intento de no alargar los posts demasiado. De cualquier forma me alegra que me dejaras tu comentario para que pudiera aclararlo debídamente. Un saludo.

        Publicado por jmmerlo | 5 de febrero de 2013, 9:29 PM

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: GESTIÓN DE PROYECTOS ¿ÁGIL O PREDICTIVA? #tsNews! | TodoStartups - Emprendedores, Startups y Negocios en Internet. - 31 de enero de 2013

  2. Pingback: Bitacoras.com - 31 de enero de 2013

  3. Pingback: GESTIÓN DE PROYECTOS ¿ÁGIL O PREDICTIVA? | Administración Profesional de Proyectos | Scoop.it - 1 de febrero de 2013

  4. Pingback: GESTIÓN DE PROYECTOS ¿ÁGIL O PREDICTIVA? | Be-Klan | low - 2 de mayo de 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Síguenos en:

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: