#
Leyendo...
Inicio, Marketing, Redes Sociales, Social Media

Klout y compañía. ¿Juego o realidad?. Midiendo la influencia (2)

Influencia en redes socialesDespués de la estupenda acogida de mi anterior post sobre la influencia, me pongo manos a la obra para continuar con el análisis sobre los medidores de influencia como Klout o PeerIndex, dando respuesta a algunas preguntas que quedaron pendientes entonces y que se han visto enriquecidas por los comentarios y las aportaciones recibidas.

Nos preguntábamos entonces si eran fiables las mediciones. Obviando los contados aunque llamativos casos de fallos, concluimos en el post anterior que en un alto porcentaje los cálculos no estaban lejos de la realidad, y que la media de las valoraciones se aproxima de alguna manera a la relevancia en internet… que no es lo mismo por ahora, pero quizá no por mucho tiempo, que la relevancia en la vida real.

Quizá por ello antes de continuar debamos preguntarnos. ¿Cómo se realizan los cálculos?¿Qué tienen en cuenta?.

¿En qué se basan los cálculos de la influencia?

La mayoría de las herramientas analizan las interacciones que tenemos en las redes sociales para obtener el número en cuestión. Lo más habitual es que hayan empezado en un entorno abierto como Twitter que permite un desarrollo progresivo para después enlazar con otras redes sociales más cerradas como Facebook o Linkedin.

Podemos pues imaginar el tipo de relaciones que analizan: En Twitter los tweets, retweets, mensajes directos, menciones de twitter, seguidores y en Facebook los fans, las entradas en el muro, los comentarios, etc. Varios de ellos además realizan de alguna forma un análisis semántico del contenido de las entradas y los enlaces para comprobar que se ajustan a las áreas de competencia sobre las que habitualmente escribes.

En el informe “Guide to Influence Meassurement Tools” mencionado el otro día se hace un breve resumen de las variables que analizan las distintas herramientas:

    • Alcance: El número de fans o seguidores que tienes, y en algunos casos el alcance de dichos fans y seguidores.
    • Ratio Seguidores: Cuanta gente sigues respecto a la que te sigue.
    • Actividad: Frecuencia de actualización de tu estado
    • Interacción de otros con tu contenido: Cuantos retweets, likes y comentarios a los posts recibes. Cuanta gente diferente interactua con tu contenido. Hasta donde llega tu contenido.
    • Tu interacción con el contenido de otros: Cuanto comentas, “retweeteas” o interactúas con el contenido de otros.
    • Semántica: Palábres clave y temas que aparecen frecuentemente en el contenido que generas y cual es la que generá una mayor reacción por parte de otros.
    • Tu red: Los usuarios que interactúan con tu contenido de forma más frecuente y aquellos con cuyo contenido tu interactuas con mayor probabilidad.
    • Valoraciones de otros: Algunas plataformas han añadido la posibilidad de que los usuarios califiquen el conocimiento o autoridad de una persona en ciertas áreas, añadiendo así un componente humano a la puntuación.

No esperéis fórmulas mágicas, no las conozco y seguramente no las haya. En realidad no es más que una cuestión de genuinamente participar, conversar y aportar a la comunidad. En este sentido hay dos tendencias de transparencia respecto al algoritmo. Por un lado Kred aporta toda la información que tienen en cuenta para calcular su índice, mientras que Klout o PeerIndex se reservan esa información supuestamente en aras de una estrategia que impida la manipulación de los resultados… aunque quizá tenga más que ver con la necesidad de proteger su modelo de negocio. No sabría decir cuál es la aproximación correcta, pero de lo que sí hay pruebas es de que el secretismo no siempre evita los abusos, como le sucedió a los candidatos republicanos a la Casa Blanca en lo que se ha llamado un Klout-Bombing, emulando el mencionado efecto en Google.

De la lista anterior de parámetros salta a la vista que existe una desconexión demasiado grande entre entorno real y virtual. Sin duda una de las fallas del sistema es la dificultad de hacer coincidir ambos mundos. Hasta ahora Kred es la única plataforma que en estos momentos permite, aunque de forma muy rudimentaria, incorporar información del mundo real al índice. Sin lugar a dudas las empresas de medición seguirán avanzando en esa línea para acallar a algunos sectores críticos con la valía de los indicadores.

Preveo que en los próximos años el binomio BigOpenData + Medidores será el puente que ayude a salvar ese abismo que separa al mundo real del virtual; entendiendo por tal binomio el perfeccionamiento de los “scores” con la ingente cantidad de datos que gratuita y voluntariamente “regalamos” y con los entornos OpenData de los organismos públicos.

Y en esta línea lanzo un par de preguntas: ¿Es demasiado imaginar que estos sistemas enlacen con boletines y diarios oficiales del gobierno para sumarte puntos cuando se te conceden premios o becas o quitártelos cuando apareces como notificado por alguna deuda o multa?. ¿Cuánto tardarán en ser capaces de, gracias a la web semántica, averiguar a través de búsquedas nuestras actividades en el mundo real e incorporarlas a sus algoritmos?

¿Un juego o una realidad?

Hemos hablado de Klout, Kred y otras que se pueden considerar juegos de puntuación. Pero realmente la herramienta con diferencia más jugable de los participantes en esta lucha entre plataformas de “scoring” es “Empire Avenue” (EA). Esta mezcla de juego de bolsa, red social y medidor de influencia permite a las personas invertir en otras personas (!). Su explicación es más sencilla si usamos un símil bursátil: En EA, nuestra influencia no la calcula el sistema, si no que pasa a formar parte de un mercado continuo de valores en los cuales tu capacidad de influenciar se mide por las órdenes de compra y venta sobre tu imagen.

Como señala este artículo sobre Empire Avenue, esta plataforma tiene a su favor que incorpora como ninguna el factor humano en la valoración de las personas, carencia que como vimos tienen otras como Klout o PeerIndex. En contra tiene que ese efecto modelador se ve desdibujado por aquellos jugadores que especulan con el objetivo de ganar en el juego, sin atenerse a la influencia real de los “títulos” con los que comercia.

Quitando la mencionada EA, Mi análisis es que las herramientas de medición de la influencia se podría decir que pasan por dos etapas de cara a los usuarios:

  • …primero se pueden considerar un juego disfrazado de realidad. Bajo la aparente capa de seriedad y rigurosidad con toques de trascendencia se esconde un divertimento numérico pensado para los más avezados en las redes sociales. El reto para las empresas es obtener un gran número de adeptos, mientras que para los usuarios sólo consiste en tener una puntuación lo más alta posible (y más alta que la de los demás) para que su ego y su autosatisfacción se vean recompensados. Como en todo juego, lo importante es participar y nada serio se puede esperar de su práctica…
  • Klout disfrazado de cordero inocente… pero con el tiempo terminan siendo una realidad disfrazada de juego, un lobo disfrazado de cordero que nos ha atraído a sus fauces mediante el cebo de la competición. Tener un “score” alto es garantía de una mayor atención de los participantes en redes sociales, pero principalmente es un imán que atrae marcas en búsqueda del santo grial del marketing viral. Para ello las empresas de medición usan técnicas de juegos para engancharte y asegurarse de que les proporcionas voluntariamente toda la información posible… con la que negocian en su propio beneficio.

En la actualidad efectivamente estar en una u otra de las fases es más una prerrogativa de cada individuo. Los medidores empezaron como un juego, y como tal lo ven por ahora la mayoría de los escépticos. Pero su objetivo final en unos pocos años es convertirse en una potente herramienta de clasificación y jerarquización de individuos.

¿Y por qué algunos somos irracionalmente escépticos y desdeñamos la calidad del sistema?. Probablemente para muchos por impotencia, pues nos vemos alejados de los “puestos de cabeza” e inmersos en el pelotón de los torpes donde se agrupan los mediocres con puntuaciones al alcance de casi todos. Posiblemente si tuviésemos puntuaciones cercanas por ejemplo a los 60 Klouts, barrera en la que uno puede empezar a autodenominarse gurú,  no nos parecería tan descabellada la herramienta.

Pero lo que es más importante, lo calificamos de tontería y juego sin fundamento porque en nuestro subconsciente, muy probablemente sin necesidad siquiera de pararse a analizarlo, intuimos que estamos jugando con algo más importante de lo que superficialmente aparenta y vislumbramos que tras la piel blanca del cordero se esconde un lobo hambriento de información.

¿Y si estoy enganchado?¿Existen los “Kloutoholics”?

Klout y Coeficiente Intelectual

Encontrado a través de @elteconpajita

¿Eres de los cientos de miles enganchados a Klout?. ¿Miras tu “score” varias veces al día a ver si se ha actualizado?¿Sufres enormemente cuando después de dos días sin twittear la curva de Klout cae empicada?… No tengas miedo en reconocerlo, no es tan grave … otros tenemos vicios peores o nos enganchamos a otro tipo de juegos adictivos a la par que inútiles como los Angry Birds y similares J.

Para la realización de esta serie de posts yo mismo he estado de alguna forma enganchado, aunque en mi descargo puedo aducir que lo hice con fines educativos y con el difícil objetivo de entender su funcionamiento. Y sinceramente, a pesar de intentar seguirlo hasta con cuatro perfiles distintos, no encontré una clave definitiva, ni tan siquiera una aproximación, a por qué unas veces un comportamiento determinado tiene éxito y otras no.

Pero dando respuesta a la pregunta: Sí, sí existe mucha gente que se obsesiona con estas herramientas y para ellas va este pensamiento recogido en el blog de María Ripoll y que puede hacer reflexionar a más de uno:

“Por un momento me imaginé cambiando el placer de aportar en las redes sociales según mi disponibilidad de tiempo, mis intereses, mi entorno, las relaciones conectadas o las ganas de jugar por la obligación de convertirme en influenciadora, que nunca he pretendido, y me encontré con una contradicción: cuanto más influenciadora quisiera ser menos disfrutaría las redes sociales.”


A estas alturas nos encontramos ya casi rebasando ese límite razonable de longitud de un post, esa línea imaginaria que traspasada convierte la alegría de leer en el deseo de terminar, así que me temo que quedan para un tercer y definitivo post las preguntas quizá más importantes:

    • ¿Cuál es el modelo de negocio detrás de todas ellas?
    • ¿A dónde nos llevará?

No hay mayor alegría para el escritor amateur que saberse leído y por ello os emplazo a permanecer atentos al próximo post. Gracias por leernos,  compartirnos y comentarnos.

Comentarios

6 comentarios en “Klout y compañía. ¿Juego o realidad?. Midiendo la influencia (2)

  1. Hola de nuevo, de verdad que tenéis razón, estamos construyendo el Gran Hermano aprovechándose de estos tiempos de intrascendencia y por supuesto que toda esta gran big data se construye para una nueva era de control, aunque puede ser que definitivamente la sociedad consiga gracias a las tecnologías más control, un siglo de grandes batallas… hasta con el bosom! Felicidades sinceras por vuestro segundo artículo, impresionante. Lo he añadido a la conversación que sobre influencia mantenemos en Google+ con Jordi Sabat, que por cierto añade una recomendación ; ) Tenéis que buscarlo en su conversación porque no he conseguido averiguar cómo enlazar a una conversación en concreto https://plus.google.com/u/0/103940987004971320796/posts

    Publicado por María Ripoll Cera | 9 de julio de 2012, 2:19 PM

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Bitacoras.com - 9 de julio de 2012

  2. Pingback: Klout, ¿Lobo o cordero?El Marketing en los nuevos Social Media | El Marketing en los nuevos Social Media - 9 de julio de 2012

  3. Pingback: La democracia no es una empresa privada « Be-Klan - 16 de julio de 2012

  4. Pingback: Medidores de Influencia. ¿Futuro… o Presente? – Midiendo la influencia (3) « Be-Klan - 23 de julio de 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Síguenos en:

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: